¿Cómo debo cuidar mis relojes Louis Vuitton?

Artículos de relojería
Los relojes Louis Vuitton se fabrican en Suiza gracias a un savoir-faire generacional que encarna el espíritu de la Maison. Su reloj es un objeto vivo que funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, conforme a los niveles de ejecución más elevados. La revisión cada 3-5 años le ayudará a mantener el reloj en estado óptimo. 
Para prolongar la vida del
reloj, tenga en cuenta las consideraciones siguientes: 
Los relojes ofrecen prestaciones diferentes en función del nivel de uso singular de su portador. Para evitar la imantación del reloj, limite el contacto con imanes, teléfonos y escáneres de seguridad. Proteja su reloj de los golpes externos, que pueden afectar gravemente a su funcionalidad. Quíteselo al practicar una actividad física intensa o deporte (levantamiento de pesas, golf, natación, etc.). 
En el caso de los relojes automáticos, si no los usa habitualmente, puede que tenga que darles cuerda para garantizar sus prestaciones óptimas. Puede dar cuerda manualmente al reloj mediante la corona. 
Si se trata de un Smartwatch, no olvide actualizar periódicamente tanto el teléfono como el reloj. 
La exposición a temperaturas extremas puede provocar una leve condensación bajo el cristal del reloj. Este fenómeno desaparece por sí solo y no afecta al funcionamiento del reloj. Si no desaparece la condensación, póngase en contacto con una tienda Louis Vuitton. Evite la inmersión completa y prolongada, y el uso de la corona del reloj en el agua, ya que esto puede afectar a sus prestaciones. Evite el contacto con el agua si la correa es de piel o lona. La profundidad de resistencia al agua figura en la parte trasera del reloj. Revise el reloj anualmente para verificar su resistencia al agua. 
Para limpiar el reloj, basta con pulirlo con un paño suave y seco. No se recomienda limpiar las correas de piel, dado que envejecen con el tiempo y el uso. La vida de una correa de piel dependerá de la exposición a la humedad y la frecuencia de uso. Las correas de caucho pueden limpiarse con agua ligeramente jabonosa. Para las correas de acero, puede emplear un cepillo suave y agua jabonosa para extraer los restos que se acumulen en las juntas. 
Guarde el reloj en el estuche suministrado con la compra o en un lugar fresco y seco, lejos del polvo, la humedad y las temperaturas extremas. 
Consulte las instrucciones de uso específicas en el folleto facilitado con la compra.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

Consulte el apartado de preguntas frecuentes

CONTACTE CON NOSOTROS

Contacte con nuestro Servicio de Atención al Cliente a través de sus métodos de contacto de preferencia