Icono desde su aparición en 1930, Keepall encarna el espíritu del viaje moderno. Ligera, flexible y siempre preparada para una salida inmediata, la bolsa hace honor a su nombre: aquellos adeptos al arte de empaquetar pueden alojar a la perfección el armario de una semana en el generoso espacio (adaptada a cabina) de Keepall 55. Aquí se muestra en clásica lona Monogram, con bandolera...

Características detalladas