Arte y cultura - Publicaciones Louis Vuitton 25/05

One photographer and one creative studio explore two new destinations : Seoul and Los Angeles.

Each album highlights a city, a region or a country through the gaze of an artist.

LA PELÍCULA

La serie Louis Vuitton Travel Books es una invitación a los viajes reales y virtuales, acompañados de dos ingredientes imprescindibles: el estímulo intelectual y los momentos conmovedores. En sus páginas, las ilustraciones de artistas de renombre y jóvenes promesas explican la historia de las ciudades y los países que han visitado, representando la arquitectura de cada sitio y su luz, plasmando el paso de los días y la vida de su gente. Más allá de la vocación visual de estos cuadernos de viajes, la serie subraya los ricos horizontes estéticos del arte.

LOS NUEVOS LIBROS

Los Ángeles
por Javier Mariscal

Diseñador gráfico, ilustrador, diseñador, director, pintor, escultor y ceramista, Javier Mariscal es un artista español al que le encantan los retos. Un artista en su totalidad, irreverente y sobre todo "libre", la palabra que describe su existencia. Su lema: “Hay que romper con todo”.

Disléxico de niño, desde temprana edad estaba obsesionado con dibujar y fascinado con las letras y la tipografía, una pasión que tendría gran influencia en su trabajo. Para él, dibujar es la base de todo. Insiste en que todo mueble, hotel, película animada, portada de revista, logo, papel tapiz, cartel o retrato es "SOLO un dibujo" Su estilo es vanguardista, desenfrenado y protéico, emplea diversas técnicas y medios con los que se encuentra. Siempre lleva a mano un pequeño cuadernoque utiliza para dibujar desde una taza de café en la mesa, o la cara de la persona con la que está hablando.

Seúl
por Icinori

Icinori es un estudio de diseñadores, artistas plásticos y editores que se ocupan de libros de arte, grabados, animados y de concertina.

Pero ante todo, Icinori es una pareja verdaderamente asombrosa, un alma con dos cabezas (inteligentes), cuatro manos (hábiles) y veinte dedos (incomparables) pertenecientes a la francesa-española-aponesa Mayumi Otero y al francés Raphaël Urwiller, dos graduados de la École Supérieure des Arts Décoratifs de Strasbourg (Francia),donde se conocieron. En 2007, cuando aún eran estudiantes fundarion Icinori. Desde entonces han viajado, descubierto, observado, ilustrado y dibujado juntos como compañeros de trabajo y de vida, con una atención impresionante a los detalles, mostrando el tipo de meticulosidad que sólo caracteriza a los artistas más apasionados.

Cuba
por Li Kunwu

“"He oído hablar de Cuba desde muy pequeño. En la década de 1950, nuestros dos países desarrollaron unas relaciones excelentes. En lo más profundo de mí, siempre supe que algún día iría." Cuba resuena íntimamente en el artista chino Li Kunwu, con la historia de la isla en un devenir paralelo a la del Imperio del Medio.

Se maravilla de la semejanza de los paisajes cubanos con los de su Yunnan natal, y lo cautiva el pueblo cubano con su destino parecido. La pasión que allí experimentó lo siguió hasta su estudio, donde creó más de trescientos dibujos, pinturas con tinta, colores, líneas claras, retratos y paisajes. La diversidad de estilos refleja la intensidad de emociones y la profusión vivida durante su estancia en Cuba.

Praga
por Pavel Pepperstein

Para Pavel Pepperstein, Praga posee un valor sentimental con un carácter casi protector. Llegó allí desde su Rusia natal a los catorce años y quedó "impactado inmediatamente por la belleza y el misterio de esta ciudad increíble", por aquel entonces menos sofisticada y turística. El ruinoso estado de algunos distritos desolados contribuyó a reforzar su perfil enigmático.

"Jamás he vuelto a sentir la fuerza de esa clase de presencia, y nunca he experimentado con tanta intensidad la esencia de Europa en ninguna otra parte." Pavel Pepperstein elogia los diferentes barrios de la ciudad, como el ambiente popular en torno a la Catedral de San Vito, y se muestra igualmente entusiasmado por las zonas deshabitadas y las fábricas semiabandonadas al final de las líneas de tranvía. Su pluma afilada proyecta una mirada sobre estos lugares. Siempre comprometido, el artista Pavel Pepperstein incorpora en ocasiones objetos como referencias a instrumentos de poder o figuras geométricas. Estas diferentes obsesiones, de tendencia utópica, podrían fundirse en un futuro enriquecido por una esperanza en la condición humana que el artista alimenta sin reservas.

Roma
por Miles Hyman

"Roma inspira todo salvo indiferencia: con su luz, ante todo, pero también su colorido especial, que produce en mí una suerte de encantamiento progresivo. Las fachadas en tonos ocres, amarillos dorados, azur y turquesas sutiles, por no hablar de toda la gama de rojos, a cuál más intenso." Roma, bajo la mirada de Hyman, es como una mujer cuya imagen esquiva y misteriosa se observa en una esquina, a la sombra de una terraza o en un balcón.

Apenas se desvía la mirada un instante, ella se ha ido. Así es también Roma. La ciudad sale al encuentro de quien la busca, y le ofrece su belleza. Se convierte en "enérgica y dinámica, cargada de una belleza efímera y jovial que compone la poesía de la vida cotidiana". Sus habitantes prevalecen sobre sus monumentos. "Hoy", afirma Miles Hyman, "me doy cuenta de que el «Libro de viaje de Roma» se podría haber llamado el «Libro de viaje de los romanos». Por encima de todo quise capturar el quehacer diario de los habitantes de esta encantadora ciudad con honestidad y admiración, casi diría con «ternura». ¿Por qué quise destacar el elemento humano de la ciudad? Porque, para mí, la clave de la ciudad es el sorprendente contraste entre su vida efímera y eterna."

Ruta 66
por Thomas Ott

Nadie podía abordar la legendaria Ruta 66 estadounidense con tanto fervor como Thomas Ott, un verdadero fanático del cine nutrido de los cómics y las novelas. Desde Chicago, en Illinois, hasta Santa Monica, en California, recorrió casi 4.500 kilómetros en un período de tres semanas.

"La Ruta 66 es un mundo olvidado. Ya nadie la toma. Paisajes desnudos. Pueblos en ruinas. Calles vacías y silenciosas. Son poblados fantasma, congelados en el pasado. Yo ilustro esa América perdida que se sucede a lo largo de la carretera." A medida que el horizonte se hace infinito, el viajero se embriaga de movimiento, espacio y libertad. A partir de las fotografías que él mismo selecciona, Ott crea calcos, los plasma mediante la técnica del esgrafiado y perfora la cartulina negra para hacer aparecer el blanco. Cada uno de los dibujos es un crisol metafísico que cuestiona el significado de la Ruta 66, una metáfora de toda una vida. Como es habitual en él, Ott describe su caída. El final del trayecto, jalonado por curvas y giros, no puede ser feliz, sino una calle sin salida, un punto muerto.

LA COLECCIÓN

Libro de viaje de Edimburgo - Versión en inglés 45,00€
Más detalles