Sostenibilidad 14/09

Garantizar un aprovisionamiento responsable

La mayoría de las materias primas utilizadas para fabricar y proteger los productos de Louis Vuitton proceden de la naturaleza, ya sea de fuentes animales, vegetales o minerales. Dado que estas materias primas no son todas renovables, nos comprometemos a que las cadenas de suministro tengan un impacto regenerativo en la biodiversidad. Por ello, nuestras prioridades son preservar los recursos y el clima, respetar el bienestar de los animales, evitar la deforestación, eliminar el uso de productos químicos peligrosos y reducir la contaminación del aire y del agua.

Nuestro comprimiso

100% de materias primas de origen responsable para 2025

0% de plástico de un solo uso para 2030

Materias primas sostenibles

A partir de 2020, el 70% de nuestros materiales están sometidos a un proceso de certificación. El 52% ya están certificados bajo las normas más estrictas para cumplir nuestros requisitos de abastecimiento.

Pieles

de nuestras pieles tienen la certificación del Leather Working Group (LWG), que es la norma medioambiental más estricta en materia de curtido de pieles. Junto con nuestros proveedores, investigamos constantemente métodos innovadores de curtido, y ya hemos implementado un proceso sin agua para algunas de nuestras colecciones de artículos de cuero.

Pieles exóticas

de nuestras pieles de cocodrilo proceden de granjas auditadas o certificadas por el LVMH Crocodilians Standard, la primera certificación mundial de cocodrilos. En colaboración con una organización independiente, toda la cadena de suministro se evalúa en función de cuatro criterios: la conservación de la especie y el respeto a las comunidades locales, el bienestar de los animales a lo largo de toda su vida, las condiciones de trabajo de los empleados en las instalaciones y la protección del medio ambiente.

Pelo

de nuestros artículos de pelo proceden de granjas certificadas por Furmark®, el mayor estándar de trazabilidad y bienestar animal del mundo. También garantizamos los mismos requisitos para las especies que no están cubiertas por este programa, como el conejo y la chinchilla.

Lana

de la lana utilizada es rastreada y verificada por Louis Vuitton desde 2020. Además, en la colección para hombre Otoño-Invierno 2020 se utilizó por primera vez un hilo especial 100% certificado por la Norma de Lana Responsable. Este hilo se ha utilizado desde entonces para crear piezas para la colección permanente.

Pluma y plumón

de nuestros suministros de plumas y plumones proceden de una cadena de suministro totalmente integrada en Francia, que garantiza la trazabilidad desde la granja de cría hasta el procesamiento de las plumas. El 100% de nuestras plumas y plumones tienen la certificación DownPass o Responsible Down Standard.

Madera

de la madera utilizada en la fabricación de nuestros baúles procede de bosques gestionados de forma sostenible según las etiquetas del Consejo de Administración Forestal® (FSC®) y del Programa de Reconocimiento de la Certificación ForestalTM (PEFCTM). Además, desde 2014, la mayoría de nuestros artículos fabricados con madera -desde las publicaciones hasta los suelos de las tiendas- están certificados según estas normas.

Algodón

de nuestros volúmenes de algodón proceden de cadenas de suministro ecológicas que apoyan el desarrollo de prácticas agrícolas más sostenibles (Global Organic Textile Standard y Better Cotton Initiative).

Poliéster

de nuestros volúmenes de poliéster tienen la certificación de la Norma Mundial de Reciclado.

Viscosa

de nuestros suministros de viscosa proceden de celulosa de madera certificada por el Forest Stewardship Council. Louis Vuitton también ha creado un vestido 100% sostenible fabricado con TencelTM Luxe, una nueva viscosa certificada por la Etiqueta Ecológica Europea como parte del reto Red Carpet Green Dress para la ceremonia de los Oscars de 2020.

Oro

del oro utilizado en nuestras colecciones de Relojería y Joyería está certificado por el Consejo de Joyería Responsable desde 2012. Esta certificación garantiza que todas las etapas de los procesos de extracción, transformación y comercialización respetan las normas de desarrollo sostenible. A partir de 2020, el 100% del oro utilizado en nuestra categoría de productos de mayor volumen, la marroquinería, también ha sido certificado. Esto explica el importante aumento de la proporción de nuestro oro que ahora está certificado.

Diamantes

de los diamantes utilizados en nuestras colecciones de relojería y joyería cuentan con la certificación del Consejo de Joyería Responsable y del Proceso de Kimberley, lo que garantiza una procedencia "cero conflictos".

Piedras preciosas de colores

de nuestros proveedores ya siguen la nueva norma del Consejo de Joyería Responsable (RJC) lanzada en 2020.

Packaging responsable

En línea con nuestra actividad original como fabricante de baúles y maletas, el embalaje actual de Louis Vuitton sirve para recordar la misión original de la Maison: proteger los bienes más valiosos y preciados. Hoy en día, profundizamos en nuestro compromiso de protección responsable desarrollando embalajes sostenibles a lo largo de toda nuestra cadena de valor a través de tres acciones principales: reducir el volumen de materiales utilizados, priorizar los materiales reciclados y reciclables, y eliminar el plástico de un solo uso para 2030, ya reducido en un 16% entre 2019 y 2020. Para lograrlo, nuestra Maison se enorgullece de asociarse con Canopy, una organización medioambiental sin ánimo de lucro dedicada a la protección de los bosques, las especies animales y el clima.

Nuestras mejores prácticas

Nuestras bolsas y cajas son 100% reciclables y están fabricadas al 100% con fibras del Forest Stewardship Council® (FSC®), de las cuales el 40% son fibras recicladas. Nuestras cajas son plegables para reducir su volumen durante el transporte a nuestras tiendas, lo que a su vez reduce las emisiones de CO2 del transporte.
Nuestras fundas guardapolvo están fabricadas con algodón 100% procedente de la Iniciativa para un Mejor Algodón (BCI), una organización que apoya el desarrollo de prácticas agrícolas éticas, sociales y medioambientales.
El plástico utilizado para embalar nuestros productos en las entregas de e-commerce se está sustituyendo gradualmente por alternativas sostenibles, como las cajas de envío ajustables hechas de cartón reciclado.
El plástico utilizado para envolver nuestras cajas de perfume se ha eliminado progresivamente desde principios de 2021 y se ha sustituido por una cubierta de cartón hecha de cáñamo y 40% de materiales reciclados y reciclables con certificación FSC.

Cadena de valor comprometida

Trabajar con nuestros proveedores y fabricantes:

de nuestros socios han firmado el Código de Conducta de Proveedores de LVMH: este código define los principios éticos, medioambientales y sociales tanto para Louis Vuitton como para sus proveedores. Se realizan aproximadamente 250 auditorías al año y, desde 2018, ampliamos el alcance de nuestras auditorías para incluir el bienestar animal y la trazabilidad de las materias primas.

Regular el uso de productos químicos: estamos firmemente comprometidos con la eliminación de todas las sustancias peligrosas de nuestra cadena de suministro mediante un riguroso Plan de Inoculación que se puso en marcha por primera vez en 2014. A todos los proveedores se les impone una Lista de Sustancias Restringidas (LSR) que va más allá de normativas como los objetivos REACH y Prop65, y verificamos continuamente su cumplimiento mediante pruebas tanto de las materias primas como de los productos finales. Desde 2021, nuestra Maison también se ha comprometido con el Vertido Cero de Sustancias Químicas Peligrosas (ZDHC), instando a nuestros proveedores con procesos de fabricación que requieren agua a adherirse a este nuevo compromiso para 2023.

Leer más