Sostenibilidad 13/09

Actuando frente al cambio climático

Con el fin de reforzar nuestra contribución a los objetivos definidos en el Acuerdo de París del 2015 para disminuir el calentamiento global 1.5ºC, Louis Vuitton prepara un nuevo plan de acción para alinear su estrategia de reducción de emisiones de carbono con las recomendaciones científicas.

NUESTROS COMPROMISOS:

100% DE ENERGÍA RENOVABLE EN NUESTRA PRODUCCIÓN Y LOGÍSTICA PARA EL 2025

100% DE LUZ LED EN NUESTRAS TIENDAS PARA EL 2025

Medir nuestra huella de carbono:

Es el año en el que la Maison comenzó a medir su huella de carbono utilizando e método creado por (Bilan Carbone®)para contabilizar las emisiones de los gases invernadero causados por todas nuestras actividades alrededor del mundo. Y como resultado, reducir nuestra huella de carbono se ha convertido en uno de los objetivos fundamentales de nuestra estrategia para mejorar nuestra actividad medioambiental.

Asumimos la responsabilidad de toda nuestra huella de carbono definida como: mundial, todas las actividades, alcances 1-2-3. Con base en nuestros hallazgos de 2019, hemos identificado que las principales contribuciones de los gases de efecto invernadero provienen de tres fuentes: materias primas, energía y transporte. Hemos optado por centrar nuestros esfuerzos en la reducción de las emisiones provocadas por el consumo de energía en nuestros edificios y equipos y a través del transporte, dado que estos representan casi la mitad de nuestras emisiones totales. Abordamos las emisiones generadas a partir de materias primas a través de nuestras acciones de abastecimiento responsable (ver arriba).

Mejorar la eficiencia energética

LVMH Carbon Fund

Los proyectos de Louis Vuitton han sido financiados desde el lanzamiento del LVMH Carbon Fund en 2016, una iniciativa que fomenta la responsabilidad compartida de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero dándoles un valor monetario. Estas acciones nos están permitiendo reducir en un -29% entre el 2013 y 2019 las emisiones de CO2 vinculadas a nuestro consumo energético (a alcance constante) y así adelantarnos al objetivo del -25% fijado por LVMH para 2020.

Tiendas

De nuestras tiendas nuevas o renovadas están equipadas con un sistema de iluminación LED (incluyendo sus ventanas y fachadas). La iluminación es uno de los elementos más intensivos en energía y también uno de los más ajustables: al cambiar a la iluminación LED, nuestro consumo de energía debido a la iluminación en la tienda ha disminuido en un 30% desde 2013.

Talleres y almacenes

Es la caída del consumo de energía en nuestras plantas entre 2013 y 2019, a pesar de un fuerte aumento de la producción durante el período. Este resultado puede explicarse por la integración del imperativo medioambiental desde la construcción de nuestros sitios hasta su gestión diaria.

Green IT

Marca el inicio de la iniciativa Green IT, un programa proactivo destinado a comprender, medir y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero inducidas por la tecnología digital (como los residuos relacionados con equipos informáticos o el consumo de energía de nuestros centros de datos y ordenadores). Para Louis Vuitton, este objetivo es una prioridad para los próximos años.

Energías renovables

De la energía que consume Louis Vuitton proviene de fuentes renovables. Estamos implementando muchos proyectos de energía renovable mediante el despliegue de una serie de tecnologías adaptadas a cada sitio: calefacción y aire acondicionado geotérmico, cubiertas fotovoltaicas o incluso en algunos sitios sistemas de aire acondicionado natural. Estas instalaciones permiten a nuestros edificios cubrir el 30% o incluso el 100% de sus necesidades energéticas anuales en climatización y calefacción, como en nuestras tiendas de Florencia y Paris Vendôme.

Green Architecture

Desde 2007, nuestro enfoque hacia la arquitectura sostenible se ha materializado a través de un programa de mejora continua dirigido a las certificaciones medioambientales más exigentes del mundo, como HQETM (High-Quality Environmental), LEED® (Leadership in Energy and Environmental Design), and BREEAM® (Building Research Establishment Environmental Assessment Method).

Más allá de nuestro enfoque de arquitectura sostenible, todos nuestros sitios están involucrados en un proceso de certificación ISO 14001, un estándar que garantiza la gestión ambiental de nuestras actividades en un impulso continuo de mejora. El 78% de ellos ya están certificados en 2019.

un enfoque materializado por la omnipresencia de la luz natural como en el taller de Beaulieu en Francia, certificado BREEAM® "Very Good "en 2019.
Nuestro taller en Marsaz en Francia, certificado HQE en 2011, tiene un aislamiento natural proporcionado por un techo verde y bombas de calor.
En nuestro almacén internacional EOLE en la región de París, certificado LEED® en 2015, las aguas residuales se purifican biológicamente mediante un sistema de cuencas filtrantes decoradas con plantas de fito-purificación mientras que el agua de lluvia se recolecta para regar los espacios verde
Energías renovables en el taller de San Dimas (USA, LEED® "Gold" 2020 equipado con paneles solares
La estructura del taller de Saint-Pourçain, certificado BREEAM® en 2020, es de madera: este material fue seleccionado por su bajo impacto ambiental.

Reducción del transporte dependiente del carbono

Es el año en el que Louis Vuitton se convirtió en la primera Maison de lujo en obtener el certificación ISO 14001 para su cadena de suministro. Este reconocimiento nos ha permitido desde entonces poner en marcha un sistema de gestión medioambiental basado en la mejora medioambiental continua con nuestros socios y avanzar juntos en anticiparnos a las necesidades de nuestras tiendas, optimizando rutas así como en el uso de vehículos económicos y combustibles alternativos.

Trabajando junto a nuestros transportistas:

Establecemos y compartimos compromisos y objetivos concretos con nuestros socios de transporte desde la fase de licitación mediante una metodología interna única e innovadora que posiciona el respeto al medio ambiente como uno de los criterios de preselección para determinar la lista final de socios potenciales. Estas convocatorias de licitación eco-responsables se lanzaron en Francia en 2016, en Asia en 2018 y en 2019 en los Estados Unidos.

Incrementar la eficiencia energética del transporte produciendo y transportando solo lo que se necesita:

La baja cobertura de stock, ajustada en tiempo real, nos permite mejorar la agilidad de nuestros procesos y minimizar nuestro impacto ambiental. Este enfoque también tiene la ventaja para nuestros talleres de producir lean, limitando el exceso de suministros y controlando así la obsolescencia del producto.

Incrementar la eficiencia energética Utilizando energías alternativas:

De energías alternativas al diesel utilizado para el transporte local por carretera, este es nuestro objetivo para el 2030. En esta perspectiva, ya estamos alentando a nuestros socios a utilizar vehículos eléctricos o vehículos que funcionen con gas natural para las entregas en nuestras tiendas como en Los Ángeles, Londres, Tokio, Hong Kong, Milán y media docena de otras ciudades.

Leer más