VOLVER

EL SAVOIR-FAIRE DEL BAÚL DE "LA LECHERA" PERSONALIZADO

Descubra el baúl de pedido especial creado para proteger "La lechera" de Vermeer en su viaje de Ámsterdam a Tokio.

En 1924, Louis Vuitton fabricó un baúl para el galerista galo René Gimpel, gracias al cual pudo recorrer todo el planeta y presentar sus obras de arte a sus clientes. Desde entonces, artistas del mundo entero han confiado sus materiales y creaciones a la Maison, que ha elaborado baúles diseñados para proteger y transportar estas pertenencias en condiciones óptimas. Siguiendo con esta tradición, el Rijksmuseum ha encargado a Louis Vuitton la creación de un baúl de pedido especial para transportar una obra maestra de Johannes Vermeer como "La lechera" en su viaje de los Países Bajos a Japón.

El baúl, realizado a mano en los talleres históricos de Louis Vuitton en Asnières (Francia), se ha creado con sumo cuidado para albergar la pintura. Ornado con la emblemática lona Monogram y las características esquinas y el candado de metal, el baúl se ha personalizado con unas rayas pintadas a mano en azul y amarillo y un interior amarillo que evocan los colores dominantes del cuadro.

Etiquetas: Savoir-Faire, Exposición, Trunk