VOLVER
LV The Book

Speedy al infinito

Ochenta y cinco años, ¡y qué personalidad! Flexible, elegante, sutil, funcional... el bolso Speedy puede cambiar de aspecto, de tamaño y de tono. Listo para cualquier ocasión Crónica de un bolso siempre en movimiento.

¡El Speedy corre sin parar! Desde su nacimiento, en 1930, este bolso vive a toda velocidad. No es casualidad que surgiera en un momento en el que las mujeres tomaron conciencia de su importancia en una sociedad en la que querían participar de manera dinámica, en vías de una inevitable emancipación. Y para ello, ¿qué mejor compañero que el bolso Speedy? Su mismo nombre invoca la libertad de movimiento. De hecho, este bolso tan práctico como elegante se adapta a cada momento y a cada situación. Maleta de viaje para un fin de semana improvisado, bolso urbano que puede llevar consigo toda una vida de oficina o bolso elegante que cuelga con clase del brazo de una mujer…

Speedy sabe interpretar todos estos papeles. Y para darle poder satisfacer a todas las mujeres, no duda en cambiar de tamaño ni en “vestirse” de todos los colores y diseños. El bolso Speedy tiene infinitas variantes. Puede ser pop o clásico, alegre o singular, gráfico o excéntrico… Sus innumerables facetas hacen que sea un clásico siempre vigente. Con su impetuosa vitalidad, el Speedy es y será un bolso que es capaz de llevar el mundo entero y convertirse en el amigo perfecto de una mujer, de esa mujer dinámica que ama la vida.

Música: Polo & Pan - Plage Isolée (Soleil Couchant) (p) & © Hamburger Records & Ekler'O'Shock

Etiquetas: Speedy, Marroquinería