VOLVER
LV The Book

La novela de Alma

Estructura, elegancia, temperamento. Esa es la esencia de este gran clásico. La bolsa Alma, surgida de un loco y notable linaje, tiene nombre de estrella. Relato de una saga con carices muy sutiles.

Alma: ese bolso sin par de la Maison Louis Vuitton goza de un prestigio internacional desde hace más de veinte años. Pero este gran clásico de la marroquinería tiene orígenes muy antiguos. Si echamos una mirada a su historia, veremos que ¡su vida es de novela! Los ancestros del Alma son humildes, tiernos y surgieron a fines del siglo XIX. Sus abuelos directos son una bolsa de lavandería y una bolsa para dormir, envoltorios funcionales de tela que ayudaban a organizar los cajones de los baúles. La unión de sus prácticas cualidades dio origen en 1901 al “Steamer bag”, el compañero indispensable de los transatlánticos. Este hermoso bolso trapezoidal fue el gran amigo de los viajeros, gracias a sus discretos compartimientos que separaban las prendas limpias de las usadas. En 1934, Gaston-Louis Vuitton retomó esta forma de triángulo paralelepípedo y le dio un perfil chic funcional, creando el “Squire bag”, una versión más compacta. En 1955, su versión urbana, el “Champs-Élysées” proclama su chic extremo al tomar el nombre de la avenida más hermosa del mundo.

Este es el linaje del Alma, que todavía conserva algunos rasgos familiares Art Déco y que desde 1992, año oficial de su nacimiento en canvas Monogram, se pone del lado de la elegancia, coronada de un carácter visual sagrado. La piel Épi le brinda todos sus colores. El estampado Damier la hace más gráfica que nunca. El Vernis la hace brillar en sociedad. Alma conoce todos los tamaños, de la versión BB a la máxima dimensión. Conoce todas las expresiones artísticas, como los diseños de Stephen Sprouse o los personajes de Takashi Murakami.

Alma es el bolso más recreada de la Maison y actualmente se presta gentilmente a los designios de Nicolas Ghesquière, que creó una versión Monogram en rojo y negro. Pero, en el fondo, Alma sigue siendo ese bolso perfecta que trasciende el tiempo con el mismo carácter intemporal.

Etiquetas: Alma, Marroquinería, Vídeo