VOLVER
LV The Book

ESOS PRECIOSOS OBJETOS DE DESEO

Un laboratorio fotográfico, un escritorio para llevar a todas partes, una caja de té ... ¡no hay nada que un baúl no puede hacer! Patrick-Louis Vuitton recuerda el savoir-faire transmitido por su abuelo, Gaston-Louis, y las piezas extraordinariamente extravagantes creadas para unos pocos afortunados  en los talleres de Asnières.

LA CAJA DE TÉ
“Esta caja de té fue creada en 1926 para el Marajá de Baroda, la encargó para llevarla con él cuando salía a cazar.”



“Hemos creado muchos baúles para personas excéntricas. Recuerdo un cliente chino que quería un baúl para poder ver la televisión y tomar el café a las cinco de la tarde en cualquier sitio. Esta caja de té en piel granulada, precursora de la piel Épi, fue creada en 1926 para el Marajá de Baroda. Cada mañana, en su inmenso palacio, uno de sus ayudantes solía sacarle a pasear con su bául especial en Rolls-Toyce, en caballo, ¡o en elefante!”

                                                                      Patrick-Louis Vuitton

LA CAJA DE ACUARELAS
“Nuestro oficio es el de empacar cuidando todos los detalles. Pero para crear una gran pieza de equipaje hay que mantenerse racional. La extravagancia está en los objetos que transportamos.”

“Este baúl es una de mis posesiones más preciadas. Se puede ver la simplicidad de su diseño, el principio de un marco de madera cubierto con tela de algodón o piel, protegido por las esquinas de metálicas y cerraduras. Cada tipo de piel tiene una función precisa. Para crear una fina pieza de equipaje, debes de ser racional. La extravagancia está en los objetos que transportas”.


                                                                       Patrick-Louis Vuitton

LA CAJA DE FLORES
"Se trata de una versión reducida de un baúl que mi abuelo solía regalar a sus mejores clientes."

"Es una preciosidad, lleno de peonías y rosas. Para mí, el baúl de la flores es más una joya que una pieza de equipaje. Yo creçe las últimas 10 piezas hace 20 años, con accesorios  de nuestros talleres y se los entregué a numerosas mujeres preciosas. Cuando las flores se marchitaban podían traernos el baúl de vuelta para que pudiéramos transformarlos en cajas de costura o cajas para guardar sus cigarrillos "


                                                                       Patrick-Louis Vuitton

Etiquetas: Pedidos especiales, Baúl, Patrick-Louis Vuitton