VOLVER
LV The Book

VIAJE AL GRAND PALAIS

El Grand Palais se transformó en enorme joyero de cristal y acero para albergar una emocionante retrospectiva de Louis Vuitton. Olivier Saillard, el curador de la muestra, nos presenta siete piezas icónicas que forman parte de esta muestra.

Tras los pasos de Louis Vuitton... Esta expresión podría ser interpretada literalmente, ya que recuerda el momento en el que un joven brillante con una gran intuición acerca de su destino, se alejó de su Jura natal a pie, para conquistar primero París y luego el mundo. "Tras los pasos de Louis Vuitton" (Dans les pas de Louis Vuitton) es también el nombre de la invitación al viaje que la Maison presenta en el Grand Palais a través de una hermosa retrospectiva. Todo comienza con un baúl que se abre para contar 160 años de una aventura y de una familia extraordinarias. Ahora como entonces, el savoir-faire de un artesano responde a la creación de hoy combinando la imaginación de un pionero y una creatividad que apunta hacia el futuro. Olivier Saillard, el curador de la exposición, nos regala una exclusiva visita guiada por los secretos de este hermoso baúl de tesoros. Sigamos a nuestro guía y dejemos que algunos objetos esenciales nos hagan viajar por el tiempo.

EL BOLSO NOÉ
"Este bolso es el reflejo de toda una época en la que viajar era también una experiencia elegante. Gaston-Louis inventó el bolso Noé en 1932, fue un pedido de un productor de Champagne que quería un bolso en el que pudiera llevar cinco botellas. Llevar consigo botellas de Champagne o un servicio de té significaba un poco hacer viajar el salón de la casa, hacer que un estilo de vida cobrara movilidad. El bolso Noé fue además un antecedente de los bolsos urbanos de hoy. Desde entonces, es un clásico de la Maison que, al presentarse en alegres colores pop, sigue siempre vigente."

EL BAÚL TRIANON
"La primera creación de Louis Vuitton fue una revolución en el mundo de los baúles, con su tela gris clara llamada Gris Trianon. Por más que es un baúl muy grande, su confección en madera de álamo lo hace muy liviano. Estas soluciones prácticas se basan en principios inéditos hasta entonces. Así, Louis Vuitton se dedicó también a perfeccionar el sistema de cierre seguro y a acondicionar el interior de sus baúles, por ejemplo, creando el bastidor interno y un sistema de cintas. Todo era muy funcional. Este baúl es uno de los más antiguos, data de 1870, y pertenecía a la misteriosa condesa Una de las últimas creaciones de la Maison, el baúl de Cindy Sherman, retoma todos los códigos de los primeros baúles."

EL BOLSO MARCEAU
"La familia Vuitton era fanática del mundo de la aviación. Dos de los hijos de Georges, los gemelos Pierre-Eugène y Jean-Armand, realizaron helicópteros y un avion que incluso llegaron a patentar. Al mismo tiempo, la aeronáutica impuso bolsos ligeros, flexibles, que fueran buenas compañeros en los viajes aéreos. Este bolso rústico en canvas de color café probablemente perteneció a Dora Maar. Se trata de uno de las pioneros del equipaje flexible y por más que su aspecto sea simple, es un adelanto de lo que más tarde será el bolso urbano, nómada y elegante."
EL LIBRO L’OR
"La escritura es un elemento clave para la Maison, que hoy en día sigue publicando diversas colecciones de libros. Esta pasión por la edición y la tipografía se la debemos a Gaston-Louis. Hay, además, toda una serie de baúles, muy refinados, al servicio del libro o del escritor viajero o bibliófilo, como Ernest Hemingway. Gaston-Louis dibujaba mucho, escribía, trabajaba en la personalización del logo y coleccionaba libros antiguos. La publicación del hermoso libro, L'Or, de Blaise Cendrars, una verdadera obra de arte con tipografía en oro, es parte de su legado."
EL ESCUDO DE ARMAS
"Es un escudo de armas diseñado por Gaston-Louis Vuitton, el nieto de Louis, que habla de los orígenes de la Maison y del propio Louis Vuitton, nativo de Jura, una región rica en variedades de madera. Allí vemos un cepillo de carpintero, un martillo y una V, que anticipa el famoso eslogan de la Maison en los años 1960: Volez, Voguez, Voyagez. Es un escudo de armas muy simple, modesto, casi rústico, que recuerda que la Maison nació gracias al trabajo de un artesano, Louis, que dejara su hogar a los 14 años para conquistar París. Este emblema es un canto a los oficios del taller y al savoir-faire, recordando al mismo tiempo el universo rudo y noble de los orígenes de Louis Vuitton."

EL BOLSO STEAMER
"A principios del siglo XX, surge la moda de viajar en yates y en transatlánticos. El Steamer bag es un símbolo de esta modernidad en movimiento y un elemento fundador de la Maison tan importante como el baúl. Es un bolso flexible en tela rústica y piel y, al ser plegable, podía viajar cómodamente en el baúl cabina. Es un antecendente de los bolsos deportivos o de viaje y del equipaje flexible. Su diseño moderno y creativo evolucionó con el tiempo hasta llegar a convertirse en una bolsa de lujo."
EL BOLSO ROYAL
"La Maison también prestó particular atención al tema del tren y de las expediciones. De allí surgió todo un sistema de baúles planos del que nacería la maleta, así como los bolsos rígidos en piel espesa, muy resistentes, que soportan largos viajes, el polvo y acompañan a los exploradores. Hay una hermosa ambigüedad entre la rigidez y la rudeza de estos accesorios y la extrema fragilidad de los objetos que éstos contenían, como frascos, cepillos y objetos de higiene personal."

Etiquetas: Grand Palais, Exposición, Patrimonio